Ochenta años de presencia Concepcionista en Ponferrada

El Colegio La Inmaculada inicia los festejos de los 80 años de presencia en Ponferrada descubriendo una placa conmemorativa en el edificio en el que abrió su primer colegio en 1937, junto a la antigua iglesia de San Pedro

La comunidad educativa del colegio La Inmaculada de Ponferrada descubrió en la mañana de hoy sábado día 11 de marzo una placa conmemorativa en el lugar en el que abrió en la ciudad el primer colegio de las Madres Concepcionistas. Lo hizo la directora, Madre Carmen Fernández, junto a la alcaldesa Gloria Fernández Merayo, así como la concejala de Turismo, María Antonia Gancedo y la superiora Concepcionista en Ponferrada, Madre Begoña.
Más de un centenar de personas, especialmente antiguas alumnas, asistieron al acto, que terminó con el canto del himno concepcionista. Por unos minutos se detuvo el tráfico y la “banda azul” llenó la calle.
placa 1

Fue en el año 1937 y en plena Guerra Civil, cuando después de algo más de un año de estudio, variada correspondencia entre la parroquia de San Pedro, el Obispado y las propias Concepcionistas, comenzó el curso en el 10 de la avenida de La Puebla, entonces calle José Antonio, en la esquina con la actual calle río Urdiales.
El párroco de San Pedro, Maximiliano Peral, fue el que promovió la petición a las Concepcionistas por indicación de algunas de sus parroquianas, que le solicitaban un colegio para niñas.

Ex alumnos
Él mantenía buena relación con las Concepcionistas porque en destinos suyos anteriores había tenido contactos con ellas, por lo que envió una carta a la Superiora General a Pamplona, Madre Piedad, sin mucha esperanza por la situación en el país.
Le contestaron que estarían dispuestas pero que a consecuencia de la guerra necesitarían ayuda, de modo que Maximiliano Peral movió a la parroquia, que entonces estaba en la ubicación antigua, el actual edificio de Telefónica, y consiguió que la MSP pagara el alquiler de la casa, 200 pesetas al mes de la época, y el carbón para calentarse durante todo el invierno. MSP, a cambio de que una religiosa diera las clases de Religión en su colegio de la calle Ave María.
La escuela estaba en el primer piso, ocupaba 9 habitaciones, y en el segundo vivían las religiosas y tenían un internado femenino.
Abrió en el curso 1937-38 con 137 alumnas, de las cuales una decena estaban internas. Como curiosidad, cuenta Asunción Valls, historiadora de las MM Concepcionistas, citando recuerdos de las primeras alumnas, que como no había pupitres para todas, “cada niña desfiló por las calles, camino del colegio, llevando su sillita hasta que los muebles se fueran completando”.
En dos años ya se quedó pequeño y es cuando deciden la expansión. Compraron un terreno en la zona de Navaliegos, parte de lo que es hoy el colegio, que por entonces era un descampado alejado del centro y de la parte alta (no existía el puente del Castillo), y esperaron a poder hacer las primeras obras, que tardarían bastantes años.
En 1957 se trasladan al nuevo colegio, que seguiría creciendo a la vez que lo hacía la ciudad en los años sesenta y setenta. En 1972/73 apostaron por los estudios universitarios con la Escuela de Magisterio, los primeros estudios universitarios en la ciudad, ubicados en Domus Pacis (San Pedro) antes del traslado definitivo a Camponaraya y sus nuevas instalaciones en 1984.

placa 2
En la actualidad el Colegio de la Inmaculada de Ponferrada es un colegio concertado que da servicio a 800 alumnos desde Infantil a Bachillerato, y La Inmaculada de Camponaraya Centro de secundaria y de grados formativos.

Un recuerdo en el callejero de la ciudad

La placa que hoy se descubrió es un vidrio elaborado por el artista ponferradino Rogelio Pacios, en el que se recuerda a los viandantes que en ese lugar estuvo la primera escuela que abrieron las Madres Concepcionistas en Ponferrada, así como el lema de la fundadora, santa Carmen Sallés, “Adelante, siempre adelante”.
Un lema que empujó a las primeras religiosas a apostar por esta ciudad en una coyuntura tan difícil, y que en estos primeros 80 años de presencia han ayudado a engrandecer a sus ciudadanos y a ensanchar sus almas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *